viernes, agosto 18, 2006

En un país de sordos, George es rey.


La cosa es así: alguien se quejó por que en el país de la democracia y las libertades escuchaban todas las conversaciones telefónicas y un juez falló que eran ILEGALES y por tanto el estado debía interrumpir este democrático método. La mejor excusa que se le ocurrió al Presidente Bush fue que "los jueces no tiene idea del mundo en el que vivimos" y agregó: "Yo puse en marcha este programa. Creemos totalmente que es constitucional y, si Al Qaeda llama a EEUU, queremos saber por qué lo hace".
Según la magistrada, ese programa es inconstitucional porque viola los derechos a la libertad de expresión y a la intimidad de los ciudadanos, así como la separación de poderes que consagra la Constitución estadounidense.

4 Comments:

Anonymous Eduardo said...

No es sencillo. Es una violación a la privacidad, pero no una violación para escuchar quien está conspirando contra el Presidente o quienes son los periodistas que critican al Gobierno. Es una emergencia. Un estado de necesidad debido a un peligro que atenta contra la seguridad Nacional. No creas que el pueblo está muy en desacuerdo.
Cuando tengo que criticar el sistema, lo digo. Pero lo debo mirar con los ojos de la idiosincrácia del ciudadano americano. Mientras yo recibía la información de Argentina que me decía que todos opinaban que Bush perdería en las elecciones de 2004 debido a la guerra contra Irak, les advertí lo que acá era seguro. Los americanos lo iban a votar aunque no hubiera sido su decision unos meses antes. Debían apoyar las operaciones empezadas y no dejar ese asunto por la mitad. Charlé con muchísimos gringos, lo que no es fácil por la apatía que sienten respecto de charlar sobre las cuestiones politicas; pero todos coincidían en que nadie puede tocar a este país de la forma en que se hizo y que apoyarían toda decisión de poner bomba y cohetes en contra de cualquier país o individuo que se atreviera y hasta actuando casi a ciegas. Voy a extenderme luego si me lo permitís en esto que a veces es mal entendido allá. No son los colores de la bandera, ni ningún especial sentimiento idealista patriotico sino "una ferrea actitud a no permitir que nadie modifique el sistema" ¿cual sistema?. El modo y la forma de vida que el americano quiere.
La que parece frívola. Esa.
Ya cuando los Romanos se cansaron de conquistar pueblos sin oposición alguna y no quedaba más que avasallar, se aburrieron y comenzó la era de los juegos divertidos. Los Gladiadores. Tirar gente a los leones para que el publico se divierta viendo como se los comían. Simulando guerras en un anfiteatro. No hay nada nuevo bajo el Sol. ¿Caerán? No lo voy a ver yo.

19 agosto, 2006 07:29  
Blogger G.F. said...

Si, pero no es un buen parámetro, en Alemania el pueblo no estaba muy en desacuerdo con la matanza de judíos tampoco. Con el verso o bajo el slogan de "Seguridad Nacional" viven justificando millones de cosas algunas bastante justificables y otras snecillamente injustificables. Comprendo que mires la realidad con ojos de americano, a decir verdad, el americano promedio vivie mirando la realidad mundial con ojos de americano si querer entender que muchas veces las cosas se dan sencillamente de algunas formas que posiblemente no nos guste y no por ello estan mal.
No hace falta que pidas ningun permiso para escribir lo que quieras sobre lo que quieras, libertado absoluta.

19 agosto, 2006 14:13  
Anonymous Eduardo said...

Gracias.
Es así, históricamente el hombre tiene por necesidad que justificar su accionar. Sobretodo cuando lo que hace es de dudosa "moralidad".
Si hay que traer el ejemplo de ejemplos a colación. Basta y sobra con mencionar a la Iglesia Católica.
Me resultaba imprecindible ver la realidad ubicándome en el lugar y en los ojos del ciudadano porque estoy convencido que uno puede comprender mejor intentando estar adentro. Nunca es tarea fácil.
Pienso lo mismo al hablar de Cuba o de mi querida Argentina. Creo en la libertad y en la democracia. Y considero que ningún modélo económico funciona ajeno al comportamiento de la gente que vive en el sitio donde se pretende imponerlo.
Soy extremista en cuanto a se refiere a la exigencia, obligación y deber del Presidente de cumplir con su mandato hasta el fin y en castigar la inoperancia. No me cabe en la cabeza traicionar el voto de ese modo.
Al robo , cárcel.
A la inoperancia, paredón. Prefiero esa corrupción que como parásito se desliza a la par de la mayoría de de las instituciones gubernamentales del mundo; a la apatía, al no hacer, al no actuar.
Será por eso que nunca voté a un Radical.
Porque sostengo que si el pueblo votó determinada plataforma junto con el lider, éste debe aplicarla y mostrar que sirve o intentarlo en el plazo que la ley le dá. Y si le fue bien la ley le dá la posibilidad de continuarlo en un segundo mandato.
Creo que el modélo de achatar poniendo la mano en la masa aplastándola para hacer ravioles todos iguales, o parecidos donde ninguno parezca más rico o más gordo no vá a funcionar nunca. Es que a pesar de lo "cristiano" que ésto resulta, el comunismo no ha dado resultado y/o quienes se debían encargar de él se corrompieron dentro de él. No creo que funcione ni con la mejor intención. El hombre no es igual.
Parece igual. Y se me ocurre que aplastar al mejor es peor que soportarlo. En fin, quizá los peores puedan vivir de la genialidad del mejor. Con las herramientas de control de la democracia. El Congreso. El Poder Judicial. Sanos.
Aunque renuncié hace rato a creer que lo voy a ver, sigo por una maldita costumbre de pensar, creyendo que la Argentina es posible. Pero me quémo las manos si me equivóco. La cuestión es social, puro comportamiento humano y actitud más que esquemas económicos injertados. Creo que en éste último aspecto ya sabemos lo que queremos, pero mentimos, mentimos por .
Dije esto, porque nosotros, las personas tambien tenemos un punto de vista, una educación, un momento histórico, un porqué.
Así nos equivocamos tambien.
¿O es acaso posible establecer el estado general de la Nación por una fotografía tomada en sábado por la tarde sobre Puerto Madero?

19 agosto, 2006 22:17  
Blogger G.F. said...

Eduardo: coincido con lo que decis en cuanto a que el hombre por naturaleza justifica su actuar, sea o no de dudosa moralidad, pero este hecho no invalida que objetivamente sean metidas de pata, una cosa es la justificación en el plano de la "defensa" de lo que uno hace y es hasta entendible que lo hagan, pero objetivamente no deja de ser inmoral por mas que lo disfracen. Comparto totalmente que la mejor forma de entender los problemas es tratando de meterse en la cabeza de los que los ocasionan, yo puedo pensar como Videla y ponerme en su lugar para entenderlo pero ello no implica una justificacion en modo alguno, yo entiendo a quienes se hacen millonarios sin importarle que parte de esas ganancias provengan del "negreo" de otros con salarios de miseria (ojo, no estoy hablando de confiscarles las fabricas ni nada) y hasta puedo entender que sean reticentes a cualquier cambio que altere ese nivel de vida, lo cierto es que cuando uno tiene 10 manzanas y hay 10 personas, si uno come dos manzanas significa que alguien no va a recibir ninguna, traspolado al "concierto mundial" de países, la existencia de países en exceso ricos, se debe en parte a sistemas de apropiacion de recursos en detrimento de otros paises que "estadisticamente" son pobres, y digo estadísticamente por que no necesariamente lo son de verdad.
En cuanto al comunismo opino igual que vos y agrego: tanto el comunismo como el capitalismo son en definitiva dos caras de una misma moneda, en el segundo y a raiz del sistema de acumulacion, terminan siendo 50 familias las que dominan los principales medios de producción y manejando los hilos y la politica exterior, (por eso siempre en broma digo que los marines terminan siendo el brazo armado de Mc Donalds) mientras que en el comunismo los medios de producción terminan en manos del "estado" que es manejado desde el Buró y al polit buró lo manejan 50 peces gordos del "Partido", es decir, dos caras de una misma moneda, la solución para mi es la tercera posicion, como lo plantea Perón, un sistema capitalista social, o un socialismo moderado o el titulo que le quieran poner, pero en definitiva un país con Justicia Social por sobre todas las cosas, donde el trabajador participe de la renta nacional (en la epoca de Peron el trabajador tenia una participacion del 50% de la renta nacional), basicamente creo en ello. Sls. Gonzalo.-

20 agosto, 2006 18:10  

Publicar un comentario

<< Home